Análisis

Disrupción en el 2020

El 2020 ha sido un año marcado por la disrupción a nivel mundial

El 2020 ha sido un año marcado por la disrupción a nivel mundial. El escenario poco favorable para las empresas, las ha obligado a reinventar su estilo de administración y cuestionar sus enfoques tradicionales; las tendencias globales en recursos humanos han cambiado. Ahora es clave que las empresas cuenten con una estructura interna sólida para tener estabilidad en momentos de crisis.

El 2020 ha sido un año marcado por la disrupción en el panorama mundial, muchas empresas no lograron soportar el confinamiento y otras vieron reducidos sus ingresos en niveles altos. Este escenario poco favorable ha obligado a las organizaciones a reinventar su estilo de administración y cuestionar sus enfoques tradicionales, forzando a las empresas y trabajadores a acelerar el futuro del trabajo que venía ya anunciándose por tendencias globales en la gestión de recursos humanos. Se volvió evidente que es clave contar con una sólida estructura interna en las organizaciones para tener estabilidad en momentos de crisis.

Ya sea que el trabajo se realice desde la oficina, o desde la casa, esta pandemia cambió la visión de los empresarios y la forma cómo gestionan el logro de sus resultados. Este año nos deja muchos valiosos aprendizajes y lecciones de resiliencia, solidaridad y empoderamiento. Y es que todo cambió, llegamos a un punto de inflexión que nos ha llevado a expandir nuestros horizontes y repensar nuestras concepciones sobre el trabajo, el liderazgo y la gestión laboral. Hemos tenido que aprender a pensar fuera de la caja, siendo recursivos e inventivos para asegurar la continuidad de las organizaciones. Esta pandemia nos llenó de oportunidades forzándonos a expandir nuestros límites.

Considerando este panorama se vuelve indispensable capitalizar los conocimientos ganados; analizar los aciertos y errores y aprender a identificar las brechas que existen en la gestión de nuestros equipos y organizaciones para con ello hacerle frente a los desafíos que vienen por delante. Para energizar a los equipos de trabajo y prepararlos para prosperar en el año venidero, será necesario utilizar herramientas que favorezcan la integración, que les den una visión clara de la preparación que debe tener el liderazgo de la organización y de ésta manera generar un propósito para los colaboradores.

Cerramos un año atípico que nos da la opción de identificar oportunidades y aprender de ellas. Con base en lo vivido nos permitirá planificar la forma en cómo responderemos para prosperar. Y tú, ¿ya estás preparado?

Conectando para prosperar
¿Le pareció útil este contenido?