Análisis

De los trabajos a los supertrabajos

Incrementar el uso de inteligencia artificial

En los esquemas de un trabajo tradicional, las organizaciones crean roles fijos y estables que son supervisados y gestionados por posiciones superiores. Cuando parte de este trabajo es automatizado por máquinas, el trabajo restante para los humanos suele ser más interpretativo y orientado al servicio al cliente, incluyendo la resolución de problemas, la interpretación de datos, la comunicación y la escucha, la empatía, el trabajo en equipo y la colaboración. Se trata de un cambio que está forzando a las organizaciones a crear puestos de trabajo más flexibles y adaptables.

Este nuevo tipo de ecosistema laboral está evolucionando hacia lo que hemos denominado “supertrabajos”. En un supertrabajo, la tecnología no solo ha cambiado la naturaleza de los conocimientos necesarios para desempeñarlo, sino que también ha variado las funciones del propio puesto. Requieren de conocimientos técnicos y blandos, aquellos derivados de la experiencia del profesional, pero combinan también distintas capacidades de trabajos tradicionales que, integrados en distintos roles, impulsan las ganancias que surgen cuando se trabaja con máquinas inteligentes, datos y algoritmos.

La creación de supertrabajos requiere que las organizaciones rediseñen sus estructuras laborales, integrando máquinas y humanos con el fin de crear roles significativos para las personas. El gran reto para todo negocio y para todo líder de recursos humanos será buscar la reinvención que traiga los resultados más positivos para su organización, sus trabajadores, la economía y la sociedad en su totalidad.

Tendencias de Capital Humano 2019
¿Le pareció útil este contenido?