Noticias

La agilidad la nueva mejor aliada de los CPOs en 2021

Autor: Xavier Ordoñez, Socio Líder de Supply Chain en Consultoría, Deloitte México y Alejandro Jaceniuk, Socio en Consultoría en Deloitte Argentina 

Los CPOs ven en la agilidad una aliada para superar la complejidad y los riesgos en tiempos de incertidumbre. Y la refuerzan con una combinación de talento humano y tecnología.

A lo largo de 2020, los mecanismos de las cadenas de suministro se expusieron y fueron cuestionados. En diferentes escalas, las organizaciones fueron impactadas, ya sea por haber experimentado un crecimiento explosivo, como el de las ventas en línea, o un declive pronunciado, en el caso de los viajes y los hoteles. 

A medida que se supera la pandemia, el director de Compras (Chief Procurement Officer, CPO) se concentra en enfrentar los nuevos retos a través de la ampliación de su círculo de influencia. Al mismo tiempo, y con el propósito de superar la complejidad y la volatilidad, establece nuevas y más estrechas alianzas con el negocio y los proveedores, y desarrolla nuevas capacidades para colaborar digitalmente con proveedores para generar nuevo valor e innovar. 

De acuerdo con un reciente estudio, 1 en 2021 los CPOs están redefiniendo su rol, y ven en la agilidad un aliado para ofrecer valor al negocio, incluso en escenarios de incertidumbre.

Al asumir un nuevo liderazgo, estos profesionales buscan implementar mecanismos más sofisticados para generar, medir y proteger el valor; desarrollar al talento humano, y dar prioridad a los datos a fin de tomar decisiones mejor informadas. Asimismo, aprovechan tecnologías como la analítica predictiva para identificar oportunidades ocultas y potenciales riesgos. 

La agilidad, por tanto, se convierte en una especie de escudo contra la complejidad y el riesgo, que permite generar resultados empresariales saludables, incluso en los tiempos más difíciles.

Para salir avante, los CPOs que apuesten por la agilidad; para elevar sus posibilidades de ganar, necesitarán hacerse tres preguntas clave:

  • ¿Cómo crear un modelo de compras ágil que permita acceder al talento que se requiere, con las capacidades, el conocimiento y la experiencia que se necesita?
  • ¿Cómo se deben preparar los sistemas y procesos para elevar la eficiencia, mejorar la capacidad y establecer una base escalable que pueda adaptarse a los retos?
  • ¿Cómo aprovechar los datos para entender lo que está sucediendo, predecir o modelar los resultados potenciales, descubrir oportunidades y tomar mejores decisiones, más rápido y con resultados garantizados que puedan medirse?

Las respuestas provendrán de una combinación de factores humanos y tecnológicos, así como de una visión de negocio y liderazgo más amplia de los CPOs visionarios.

En este sentido, contar con la fuerza de trabajo idónea y hacerse de las capacidades críticas son claves para la agilidad. Hoy, los CPOs están en un proceso de adaptación y se están preparando para considerar y adoptar una serie más amplia de modelos de contratación.

No hay que perder de vista que los eventos ocurridos en 2020 orillaron a muchos CPOs a optar por un modelo operativo virtual, por lo que tuvieron que renegociar contratos, lidiar con proveedores críticos y hacer que el personal trabajara de manera remota. Lo que persistió fue la necesidad de cerrar la brecha de habilidades relacionadas con el uso de herramientas digitales como la analítica.

Lo cierto es que los CPOs necesitan enfocarse en la capacitación, la contratación y la adquisición de las capacidades estratégicas que necesitarán para ejecutar sus estrategias y cumplir con sus metas.

Desde la perspectiva tecnológica, mucho del foco de los CPOs se centra en la analítica descriptiva y de diagnóstico, así como en la visualización, para identificar oportunidades. Asimismo, figuran en sus agendas soluciones de automatización de procesos robóticos (RPA) y tecnologías como la inteligencia artificial (IA) y machine learning, que van a provocar un cambio radical en el trabajo que hace la gente, de modo que se enfoquen más en el trabajo estratégico.

Pero es la analítica el área digital de mayor impacto en las áreas que dirige el CPO y las cadenas de valor. Es una manera sencilla para que los CPOs agreguen valor al apoyar mejor la toma de decisiones e impulsar la transformación de su trabajo, utilizando insights e inteligencia.

Así, la agilidad apoyada en el capital humano y la tecnología ayudará a superar la complejidad a la que se enfrentan actualmente los directores de compras. Y en definitiva, permitirá que las organizaciones aprovechen las oportunidades que surgen en un mundo que continua en constante cambio, por lo que hacerlo de manera rápida, asertivo y de calidad hará la diferencia en el mercado.  

[1] 2021 Global Chief Procurement Officer Survey, Deloitte Consulting https://bit.ly/3v2k2MQ  

¿Le pareció útil este contenido?